Dios

                         me habló...

 

 

Muchos caminos

 

 

¡Hay tantos caminos que llevan a la misma meta! Encuentra el tuyo y síguelo paso a paso, pero no critiques al que sigue otro. Todos vosotros sois individuos; todos deberíais tener vuestro propio pensamiento. Todos deberíais estar buscando en lo profundo de vuestro ser y encontrando las respuestas para sí, no para alguien más. Si estás haciendo esto todo el tiempo, no tendrás oportunidad de perder, y cuando finalmente coincidas con la meta habrá regocijo y un amor y una comprensión más grande entre vosotros.

Deja que una cosa siga a la otra con un sentimiento de paz y justicia, para que el estrés y la tensión desaparezcan en la nada. La vida debería ser vivida sin esfuerzo alguno, porque es guiada y dirigida por Mí.

Es un buen ejercicio tratar de expresar con palabras las experiencias profundas por las que atraviesas en esta época. No vaciles en hacer esto. Si no lo intentas, no lograrás nada. ¿Qué importa si nadie comprende lo que estás tratando de compartir? Hazlo por Mí y por amor a Mí.

 

 

     

     Home